A+ A-

“El primero que tiene que ir feliz a la escuela es el maestro”

Compartir: ↓
“El primero que tiene que ir feliz a la escuela es el maestro”

Si esto no es así, explica, es muy difícil contagiar a los alumnos. Sin alegría y motivación, el aprendizaje es imposible. Ese es uno de sus principales secretos; esa es su estrategia esencial, la que le ha permitido llegar a todos sus estudiantes pese a las dificultades que ella y otros profesores enfrentan, como las condiciones de trabajo, el exceso de alumnos en las aulas y la falta de recursos.
El primero que debe llegar feliz al aula es el docente. Transmitir conocimiento es importante pero la felicidad es fundamental


Los desafíos que enfrenta Alicia en el sistema educativo de este país no son muy distintos a los que enfrentan otros profesores de Latinoamérica, pero está convencida de que ella y muchos otros docentes pueden “arriesgarse y cambiarlo”.

La clave es la motivación?:

-Sí. El primero que tiene que ir feliz a la escuela es el maestro, porque, si no, no puedes contagiar nada. Sin alegría y motivación, no hay manera de aprender.-

¿Se puede aprender pasándolo bien?:

-¡Claro! Aprender es maravilloso y puede ser súper divertido. Pero no puede haber educación sin las familias. Es imposible.

El primero que debe llegar feliz al aula es el docente. Transmitir conocimiento es importante pero la felicidad es fundamental

Para seguir todas nuestras noticias en tiempo real y mantenernos en contacto, te invitamos a unirte a nuestro GRUPO DE FACEBOOK.