En aprietos la Educación: cómo un Docente mal pagado con ropas roídas llegando en cola, motiva a sus estudiantes a ser Profesional

La escala salarial de los maestros de educación inicial, primaria y secundaria es una de las más bajas en el mundo entero, con escasas excepciones. Comparada con otras profesiones como la de abogado, médico, ingeniero o político, difícilmente un maestro puede soñar con alcanzar la calidad de vida que se obtienen con otras profesiones. Esta situación hace que muchas veces se adormezca de forma intencional la vocación de ser profesor, pues es una realidad el hecho de que se necesitan mayores ingresos para alcanzar los anhelos materiales y el desarrollo profesional que sería deseable. De esta forma, se pierde un gran capital humano que podría aportar mucho a la educación de cada país.

La concepción social del profesor





Las condiciones laborales de los profesores es evidente que no son las mejores, lo que supone que los países no otorgan a esta profesión la importancia y el calado que supone, pues son el germen de las generaciones futuras. Ser parte de una profesión de tanta profundidad y ver que no se valora como debería por parte de la sociedad, sin duda es una desmotivación y una losa que hace que muchos maestros y profesores no puedan sentirse totalmente orgullosos de su increíble labor. Esta falta de reconocimiento social hace que tampoco se destinen los medios económicos y estructurales necesarios para que niños y niñas puedan avanzar y aprender con el objetivo de formarse y hacer del futuro un mundo mejor.

No comments:

Post a Comment

DEJA TU COMENTARIO