¿Qué ventajas tendría eliminar las tareas o deberes a los alumnos de primaria?

La respuesta directa es permitir a los niños tener tiempo de ser niños. Aun y que la instrucción formal que se recibe en las escuelas es indudablemente importante para la vida futura de los niños, también así lo es que exploren su entorno mediante el juego, que compartan experiencias junto a amigos, que socialicen, que se desarrollen físicamente mediante el juego.

Por otra parte, no se puede eliminar la tarea nada más así como así. Si bien la tarea es una de las actividades en que la que muchos alumnos fallan en cumplir al no hacerla en lo absoluto, copiarla de alguien más o porque sus padres u otros familiares la realizan por ellos, ese trabajo debe compensarse de alguna manera. Y esa manera es el diseño de clases más eficientes por parte de los maestros. Muchos maestros cometen el error común de querer que sus alumnos aprendan mediante el trabajo en cantidad y no de calidad. En los últimos 20 años de mis 25 años como docente, he eliminado la tarea siempre que me ha sido posible, y he hecho un trato muy simple con los alumnos: yo accedo a no asignarles tarea, si ellos dan todo de ellos y trabajan bien en clase. 

A fin de poder cumplir con la cuantiosa cantidad de contenidos que los alumnos deben aprender según los programas académicos estándar, la mejor estrategia es hacerlos pensar por ellos mismos de modo que ellos puedan analizar, deducir y entender los temas de clase. Siempre cuesta trabajo y tiempo ayudarles a emplear sus capacidades, pero son tiempo y trabajo muy bien invertidos.

No comments:

Post a Comment

DEJA TU COMENTARIO