Vulgarismos de verbos recogidos en las redes. Su uso es incorrecto, así que debemos evitarlos.

Un vulgarismo es una expresión morfológica, fonética o sintáctica empleada en lugar de la palabra correcta y que no se considera parte de la llamada lengua culta. Sin embargo, muchas expresiones que antiguamente se consideraban vulgarismos hoy se aceptan y son de uso común (por ejemplo, adecúo en lugar de adecuo). Los vulgarismos no han de ser necesariamente signos de ignorancia, sino que dependen del contexto (la región) en el que se halla el hablante. Hasta no hace mucho, no era raro que se trataran como vulgarismos simples variantes del español, en particular muchos giros americanos, como recién, no más, etc., que actualmente están aceptadas como correctas.



Vulgarismos de verbos recogidos en las redes. Su uso es incorrecto, así que debemos evitarlos.
No es «cabo» sino ‘quepo’.
No es «cabí» sino ‘cupe’.
No es «sabo» sino ‘sé’.
No es «saba» sino ‘sepa’.
No es «sabí» sino ‘supe’.
No es «vinistes» sino ‘viniste’

¿Qué son los vulgarismos?

Son palabras o expresiones que se emplean de manera errónea en lugar de utilizar los términos o expresiones correctas.

Su uso es incorrecto, así que debemos intentar evitarlos. Los vulgarismos más frecuentes se producen en los siguientes casos:

  • Cambios en vocales y consonantes: carnecería (carnicería), abuja (aguja)…
  • Uso incorrecto de algunas formas verbales: acabar (acabad), vinistes (viniste)…
  • Uso erróneo de algunos nexos: contra (cuanto) más insistas…, creo de que (creo que)…
  • Errores en el uso o cambios de orden de los pronombres: La dije que (le dije que), me se cayó (se me cayó)…
  • Unión incorrecta de posesivos y adverbios: Está detrás mío (detrás de mí), delante vuestro (delante de vosotros)…

Ejercicios

  1. Copia en tu libreta o una hoja de papel estas oraciones y señala los vulgarismos.
    • He construido la maqueta asín.
    • La bicicleta está detrás nuestro.
    • No hay naide ahí.
    • Me pusieron una indición.
    • Pienso de que podemos irnos.
    • Recoger vuestros estuches y venir.
    • La mandastes una postal preciosa.
    • Contra más escucho esta canción, más me gusta.

2. Lee los siguientes vulgarismos, y escríbelos corregidos en tu cuaderno: mesmo, esparatrapo, dejastes, usté, alante, viciversa, dentrífico, arquiler, ventiuno, istituto.

3. Indica en tu libreta si las siguientes oraciones son verdaderas (V) o falsas (F). Después, corrige las que sean falsas:

    • Los vulgarismos son palabras o expresiones que se emplean de manera errónea.
    • Cambiar vocales y consonantes de algunas palabras no es un vulgarismo.
    • Usar de forma incorrecta algunos nexos es un tipo de vulgarismo.
    • No se produce un vulgarismo cuando se pronuncian mal algunas palabras.
    • Cambiar el orden de los pronombres es un tipo de vulgarismo.