Sencillos trucos para aprender los verbos en inglés - Gremio Educativo

Sencillos trucos para aprender los verbos en inglés

Sencillos trucos para aprender los verbos en inglés

Aprender los verbos en inglés supone un desafío importante para muchos estudiantes, pues se trata en muchas ocasiones de un trabajo total de memoria, que no responde a ningún ejercicio de lógica ni razonamiento.

Esto sucede, especialmente, cuando son verbos irregulares. En cambio, si son verbos regulares en inglés, la dificultad se reduce, ya que únicamente hay que memorizar la regla general. Estos verbos se pueden conjugar sin modificar la raíz, y se forman agregando el sufijo –ed para el pasado y el sufijo –ing para el gerundio. Obviamente, también hay algunas excepciones, pero son sencillas de comprender.

En un nivel medio de dificultad aparecerían los phrasal verbs, que son aquellos que se forman con un verbo inicial y a los que se añade una preposición. SI ya se tiene un nivel suficiente de inglés, se pueden comprender muchos significados únicamente por el contexto, por el uso de la preposición o hasta por el verbo inicial.

Por tanto, como lo que más aburrido resulta es aprenderse verbos irregulares, allá van algunas recomendaciones para que esa memorización no sea tan compleja ni soporífera.

Comienza por los verbos más utilizados

No, no es un truco para estudiar menos, es una fórmula para reforzar tu conocimiento. Ni el cerebro más preparado del mundo es capaz de memorizar un diccionario entero, por tanto, no te lamentes si cometes errores con verbos que no son tan comunes.

En la vida real, las posibilidades de utilizar el verbo que hace referencia al graznido de un pato son muy escasas, especialmente si no te mueves en ambientes que tienen que ver con el mundo animal. Por tanto, es mucho mejor asimilar aquellos que resultarán más útiles en el día a día.

Una vez ya conozcas todos esos, y no solo de haberlos memorizado, sino usándolos de manera frecuente, podrás investigar otros. Para este aprendizaje de los verbos más utilizados puedes acudir a libros de texto o a centenares de listas que encontrarás en internet.

Aprende los verbos divirtiéndote

Una buena manera de memorizar palabras que parecen tediosas a primera vista es acudir a recursos interactivos. Esto está a la orden del día en la actualidad, ya que hay numerosas apps para aprender inglés, vídeos en YouTube y cursos en internet con centenares de ejercicios.

Asimismo, ni siquiera tendrás que conectarte a internet, pues puedes hacer esto propio con juegos a modo de tarjetas flashcards, escribir una tabla e ir tapando y destapando verbos, utilizar post-its o aprender canciones.

La idea es que utilices todas estas herramientas de manera conjunta. Hay que comprender que los verbos irregulares, así como el aprendizaje del inglés, es mucho más que simplemente consumir un contenido, sino que va a ser un recurso útil de cara al futuro.


Identifica los verbos según sus patrones

Los verbos regulares siguen la regla general de que el pasado se forma añadiendo el sufijo –ed al imperativo. En los irregulares no hay esta fórmula tan clara, pero también hay patrones que se repiten. Algunos, y suelen ser monosílabos, se escriben igual en presente, en pasado simple y en participio.

Este patrón es muy visible, pero hay otros. Están los que terminan en –en, los que acaban en –d o en –t, los que forman el pasado cambiando la i del presente por a y en el participio la sustituyen por u, o los que usan la terminación –ught, entre otros.

Te animamos a descubrirlos cuando estés aprendiendo los verbos irregulares. A medida que los detectes te irás animando y verás que los verbos son solo un reto para seguir creciendo en la adquisición de conocimientos.

¿Y qué ocurre con los phrasal verbs?

Muchos de los verbos irregulares son los que actúan como partícula esencial para la formación de phrasal verbs. Por tanto, conocerlos es imprescindible para manejarse en el día a día en inglés.

Estos verbos que se conforman junto con una preposición suelen ser la versión informal de otros verbos formales. “Come back” tiene el mismo significado que “return”, y lo mismo ocurre con “find out” y “discover”. En muchos casos, para los hispanohablantes es más sencillo aprender el phrasal verb que el verbo formal.

No obstante, esto obliga a conocer los verbos y también otra parte importante del vocabulario, las preposiciones. Hay muchos trucos para aprender verbos de este tipo, desde crear canciones con ellos a enfrentarlos entre sí, imaginar cuál es su significado en función de la preposición que se utilice o incluso dibujarlos.

Los verbos en inglés implican un trabajo de memorización importante, pero para conseguir que queden retenidos en el cerebro no basta con recitarlos como un papagayo, sino que hay que introducirlos en las acciones cotidianas. No es mejor angloparlante quien más memoria tiene, sino quien mejor sabe aprovechar sus conocimientos para comunicarse con los demás y hacerse entender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO